Futuro fonoaudiólogo

Inicio » Apuntes » Voz » Higiene vocal: Pautas generales de cuidado de la voz para cada grupo de riesgo

Higiene vocal: Pautas generales de cuidado de la voz para cada grupo de riesgo

Las pautas de higiene vocal están dirigidas a la prevención e incluyen medidas sobre la propia personas, el ambiente y la voz. Para que la higiene vocal sea efectiva hay que enseñar adecuadamente al paciente para que comprenda su importancia y la lleve a cabo de manera satisfactoria, ya que el propio sujeto es el único que puede cuidar de su voz. La situación más importante que necesita pautas de cuidado de la voz es la hiperfunción vocal, que unida al mal uso y abuso vocales pueden provocar patologías. El primer objetivo del programa de higiene vocal debe ser identificar y eliminar los factores que causan abuso o mal uso de la voz, y luego promover conductas adecuadas y sanas.El mal uso vocal es la utilización inadecuada de la voz. Algunas conductas que implican mal uso vocal son hablar con un tono incorrecto (más grave o más agudo), aumento de tensión, ataques vocales bruscos, esfuerzos, etc. El abuso vocal es una conducta más violenta y dañina que el mal uso. Se trata de comportamientos con efecto traumático sobre las cuerdas vocales. Algunas conductas abusivas son hablar en ambientes ruidosos, hablar mucho, habla a un volumen muy alto, hablar con esfuerzo durante un período inflamatorio, chillar, carraspear o toser, y realizar ruidos con la voz.

Recomendaciones sobre el ambiente

  • Evitar hablar en ambientes muy secos: utilizar un humidificador; al viajar en avión hay que hidratarse mejor y hablar poco, pues el ambiente es muy seco y hay más ruido.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura: todo lo que afecte al sistema respiratorio afectará a la laringe. Debe evitarse utilizar la voz (especialmente la profesional) durante procesos catarrales o infecciosos.
  • No inhalar productos químicos u olores fuertes, que irritan y secan la mucosa.

Recomendaciones sobre la voz

  • No hablar en ambientes ruidosos: ante un ruido ambiental intenso, la voz siempre sufrirá. El ruido hace que se pierda el control auditivo de nuestra voz, obligándonos a realizar esfuerzos para oírnos. Debe controlarse el sonido de la voz en todo momento.
  • No chillar ni habla gritando: es el comportamiento de esfuerzo más dañino para la salud vocal.
  • No carraspear ni toser fuerte: son comportamientos traumáticos para las cuerdas vocales. Se carraspea porque se tiene sensación de cuerpo extraño, de mucosidad adherida en las cuerdas vocales que incomoda. Para evitarlo puede tragarse saliva, beber pequeños sorbos de agua, realizar una tos sorda o vahos.
  • No hablar en exceso. es un comportamiento de abuso vocal. Hay que hablar teniendo en cuenta las posibilidades de cada sujeto. Debemos descansar la voz haciendo períodos de 15-20 minutos de silencio dos o tres veces al día, y limitar el uso del teléfono. No se debe hablar más de cuatro horas, ni cantar más de dos horas, al día. Por cada hora de habla hay que descansar al menos un par de minutos.
  • Evitar los ataques vocales bruscos: el comienzo de la fonación con excesiva presión y tensión muscular es un comportamiento de esfuerzo muy importante que debe eliminarse. Para evitar los ataques bruscos se controlará el inicio de frases con vocales, intentando realizar una /h/ aspirada que no se oiga antes de la vocal.
  • No utilizar aire residual: nunca debe hablarse con el resto final de aire y sentir sensación de ahogo. Siempre ha de sobrar algo de aire.
  • Hablar en el tomo óptimo, ni más agudo ni más grave. El tono adecuado es aquel con que se obtiene el máximo rendimiento con el mínimo esfuerzo.
  • Hidratarse correctamente: para vibrar con eficiencia, la mucosa laríngea debe estar lubricada con una capa de moco. Para una adecuada hidratación deben ingerirse dos litros de agua diarios. Algunas sugerencias son beber agua cada vez que se coma, tener siempre a mano una botella de agua, y evitar los caramelos de menta o mentol, porque resecan. Se utilizarán humidificadores si el ambiente es seco o con mucha calefacción.
  • Evitar tensiones en la musculatura de la cara, el cuello y los hombros. Debe evitarse tensar la lengua o la mandíbula y apretar los dientes durante el habla.

Recomendaciones sobre la persona

  • No fumar: el tabaco es un importante factor irritante para la laringe. Es una de las principales causas de cáncer de laringe y de otras afecciones, como el edema de Reinke.
  • Evitar el consumo de cafeína, teína y alcohol: el exceso de estas bebidas tiene una acción diurética sobre el organismo que reduce la hidratación de las cuerdas vocales. Son buenas medidas tomar bebidas sin cafeína, beber agua, beber bebidas isotónicas y beber un vaso de agua por cada taza de café que se tome. El alcohol es irritante, produce reflujo, congestiona la mucosa laríngea y hace que la nicotina y los hidrocarburos del tabaco penetren hasta la capa basal del epitelio.
  • Descansar correctamente: la fatiga general del cuerpo se refleja en la voz. Cuando no se descansa bien y se duerme poco, se produce una hipotonía por cansancio y la voz es más grave y aérea. Hay que dormir y descansar antes de utilizar mucho la voz, sobretodo los profesionales, y ser especialmente cuidadosos al viajar.
  • Evitar bebidas muy frías o muy calientes: irritan la faringe, que forma parte del sistema de resonancia de la voz.
  • Mantener una alimentación sana: la dieta es importante para evitar digestiones pasadas y favorecer el movimiento diafragmático. Deben ingerirse alimentos que se digieran fácilmente (en especial cuando se va a utilizar la voz de manera profesional), y es conveniente comer hora y media o dos horas antes del uso de la voz. Deben evitarse el alcohol en exceso y las comidas muy picantes o condimentadas que producen reflujo faringolaríngeo.
  • Realizar controles periódicos con el otorrinolaringólogo: si se padece una disfonía de más de 15 días de evolución, debe consultarse con un especialista.
  • Mantener una postura correcta: la postura inadecuada produce compensaciones musculares que pueden afectar a la laringe y al cuello.
  • Atender a los síntomas de alarma que nos da el cuerpo: aumento de las disfonías, mayor tiempo de recuperación, incremento de la fatiga vocal y cambios acústicos en la voz.
  • No ingerir medicamentos sin prescripción médica: algunos fármacos producen efectos negativos sobre la laringe, como sequedad de la mucosa.

Cuidados específicos para profesionales de la voz

Los profesionales de la voz hablada y cantada son más vulnerables a los trastornos de la voz por el uso intensivo, y muchas veces indiscriminado, que realizan del aparato fonador. Aparte de las pautas generales ya comentadas, estos profesionales deben seguir otras específicas para sus demandas vocales:

  • Recibir clases de técnica vocal y respiratoria: el uso de una técnica vocal adecuada es garantía para preservar la salud laríngea y evitar el sobresfuerzo vocal.
  • Calentar la voz antes de utilizarla profesionalmente: es una de las principales pautas de higiene vocal en los profesionales de la voz. El calentamiento vocal les permitirá:
    • Dar a las cuerdas vocales mayor flexibilidad.
    • Producir una mejor onda mucosa.
    • Dar mejor proyección e intensidad a la voz.
    • Mejorar la articulación
    • Mejorar el timbre y el control de la voz.
  • El calentamiento vocal consiste en una secuencia de ejercicios estructurados durante 10-15 minutos para preparar la voz. Al menos deben realizarse los siguientes:
    • Ejercicios respiratorios asociados a la relajación corporal.
    • Movimientos de cabeza, cuello, hombros y lengua.
    • Sonidos nasales asociados a movimientos linguales para trabajar la máscara.
    • Sonidos vibrantes para mejorar la onda mucosa.
    • Sirenas ascendentes y descendentes con diferentes sonidos facilitadores.
    • Vocalizaciones en escalas.
    • Ejercicios de agilidad articulatoria.
  • No dirigirse a audiencias grandes sin la amplificación adecuada, y si no se tiene micrófono hay que aprender a proyectar la voz.
  • Modular la voz, para dar mayor expresividad a la comunicación.
  • Evitar las salidas nocturnas antes de la utilización profesional de la voz, y descansar correctamente.
  • Conocer sus límites y capacidades vocales, y respetarlos.
  • Articular bien y no omitir los finales de frase ni usar aire residual. Todo el mensaje debe oírse y entenderse.

En el caso específico de los docentes, que son el colectivo de profesionales con mayores problemas vocales:

  • Utilizar tiza que desprenda menos polvo, o mejor aún pizarras de rotuladores.
  • No utilizar borradores que levanten mucho polvo, mejor un trapo húmedo.
  • No hablar mientras se escribe o se borra la pizarra, ya que se traga el polvo de la tiza, se habla de espaldas y se realiza un mayor esfuerzo.
  • Encontrar formas de mantener la disciplina en el aula que no sean con la voz.
  • Usar sistemas de enseñanza alternativos para lograr períodos de reposo vocal.
  • No hablar a distancia ni en lugares con ruido (patio, comedor, etc.).
  • Utilizar los momentos de descanso para descansar la voz.

Para los cantantes, los consejos específicos son:

  • Calentar la voz 20 minutos antes de un concierto.
  • No cantar en estudio más de 45 minutos seguidos. Si se nota fatiga hay que parar.
  • Antes de empezar los estudios de canto, consultar con un otorrinolaringólogo.
  • No llegar nunca a la fatiga vocal.
  • Evitar vocalizar al aire libre y durante viajes en coche, avión o tren, por el ruido ambiental.
  • No hablar ni cantar intensamente 24 horas antes de una actuación.
  • No cantar después de comidas muy abundantes ni estando cansado.
  • Una buena voz necesita un cuerpo sano.
  • Los cantantes populares deben utilizar sistemas de amplificación adecuados, ya que si no tienen un retorno correcto de su propia voz realizarán esfuerzos vocales.

Conclusión

Todos los cuidados de la voz deben explicarse y comentarse al paciente para que comprenda perfectamente su importancia y necesidad y colabore al máximo. Cada persona es responsable de su salud general, y también de su voz; es un trabajo indelegable y debemos concienciar al paciente de la necesidad del autocuidado de su voz, elemento primordial de la comunicación humana.

.

Fuente: Cobeta, I; Núñez F.; Fernández, S., (2013). ‘Higiene Vocal’. In: (ed), Patología de la Voz. 1st ed. España: SEORL PCF. pp.(483 – 488).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: